lunes, 11 de mayo de 2009

Paranoia




.- Noooo!!!!!!

Usted está mal, como se le ocurre!!!!

No ve que no puede andar por aquí. No ve que es peligrosa esta zona y está poniendo en peligro a sus turistas!!!!!

.- Oficial, le dije yo. No se preocupe, soy de la zona y conozco este lugar muy bien, llevo 8 años trayendo extranjeros aquí y nunca ha pasado nada.

El diálogo ocurrió con un carabinero que se asomó desde la patrulla en estado de pánico.

¿El lugar?

Calle Eusebio Lillo con Pedro Montt, desde ascensor Larraín, justo antes de llegar a la Av. Argentina.

Una amiga norteamericana que estaba pasando sus días en un intercambio estudiantil en Viña del Mar me comentaba que sus padres chilenos la habían traído a Valparaíso a la típica ojeada desde el mirador 21 de Mayo y después habían arrancado con pavor desde el lugar. Ella no entendía nada y la ciudad le parecía fascinante. Después le habrían comentado que, ni por nada del mundo, caminase sola tratando de encontrar los cafecitos que ella quería conocer.

“Los conserjes y botones del hotel me dijeron que no hiciera ni tal de ir a Valparaíso”. Comentario común de turistas cuando han manifestado en hoteles de Viña del Mar su deseo de conocer la ciudad.

Muchas veces los operarios del ascensor Polanco me han comentado que, casi todos, los turistas que se aventuran en una caminata por el lugar, regresan asaltados y muertos de miedo. Me dicen: al parecer, el único que tiene pasada libre por este lugar eres tú. Deben percibir que eres porteño.

Interesante comentario pero, aunque me halaga este supuesto reconocimiento, me niego a creerlo, pues he caminado muchas veces el lugar solo y he visto como algunos turistas bajan el lugar sin ningún tipo de problemas.

Desde que comencé en mi actividad como guía de turismo, uno de mis más grandes deseos y que he llevado a cabo sin ningún problema, es el de incluir lugares en mis circuitos que no son usualmente visitados por otras compañías, no solamente por afán diferenciador, sino que por la profunda convicción de que Valparaíso es hermoso en su belleza patrimonial cuidada y en sus barrios reales y a veces un tanto sórdidos. Si no se experimenta la vida amontonada y los callejones en estado original, difícilmente se alcanza a entender el concepto de ciudad que Valparaíso es.

En mis circuitos se camina y se usa el transporte público y mis grupos más grandes han sido de hasta 28 pasajeros europeos. Siempre considero el Mirador Barón, antiguamente también el ascensor Los Lecheros (cómo extraño ese ascensor), bajábamos por Victoria Cueto, un pasajito pequeño que pasa dos veces por debajo las líneas del ascensor, donde los pasajeros tomaban fotos impresionantes.

Vamos desde lo más real hasta lo más turístico y hoy día la visita es al ascensor Larraín. Un hermoso lugar de identidad y de sabores y olores típicamente porteños.

Pero, ¿cuál es la llave para recorrer estos lugares sin que nada te pase?, ¿Por qué debería pasar algo malo si son solo vecindarios de gente modesta y amable?, o ¿es que hay un velado clasismo en pensar que porque son sectores humildes debería pasar algo malo?

¿El salvo conducto? Es muy simple. Solo salude a las personas cuando pase por sus lugares, inclúyalas con algún comentario, no invada, pase y haga saberles que les importa y que sus turistas están interesados. Claro está que para hacer esto usted debe estar sintonizado con el lugar y no tener prejuicios. Si los tiene, no lo haga, será descubierto arrugando la nariz, mirando para otro lado, desviando la mirada cuando se la busquen, queriendo escapar. Ahí irá todo mal con usted. Como una especie de lección, el lugar se le puede volver en contra y buscará hacérselo saber.

Valparaíso es un puerto y como buen puerto tiene su mitología y su fama de bravo. Casi no hay puerto en el mundo que no la tenga. Marsella en Francia también la tiene y no me diga nada de Atenas, que es realmente peligroso. Valparaíso es una ciudad real y como tal, hay que andar con cuidado; sin embargo, si se la compara con otros lugares, nuestra ciudad es un remanso de paz y tranquilidad.

No estoy diciendo que no tengamos problemas de delincuencia, pero hay que conservar las proporciones y no dejar que el pánico cunda. Los habitantes de Valparaíso también viven en esta paranoia constante. Este lugar es muy peligroso. Nooooo!!!! Por ahí no se meta que lo van a asaltar.

Según mis pasajeros, todos ellos muy cosmopolitas, esta ciudad es tremendamente amigable, caminable, visitable, amable, un agrado de clima, lugares, identidad y la gran aventura por descubrir. Claro está que se necesita un buen guía para poder llegar a sus lugares más característicos.

La mala publicidad es un factor importante. No solo del boca a boca, sino también de los medios de comunicación. Uno de los hitos que marcaron un gran espanto fue un documental de un canal de televisión de hace dos años atrás, que todavía resuena en las mentes de los chilenos, en especial de los viñamarinos y santiaguinos. En ese documental, se mostraba un Valparaíso nocturno en estado de guerra; peleas callejeras, asaltos, borrachos, lo peor. Sin embargo, el documental tomó meses de filmación y su edición resultó en un programa periodístico de no más de una hora.

Siempre digo que si me dan una cámara y unos meses para filmar de noche, hasta el Vaticano lucirá como el peor lugar del mundo, si hacemos una edición de una hora destacando lo peor del lugar.

Hay que guardar ciertas perspectivas y evitar la paranoia que tan mal le hace a la ciudad, es un asunto de actitud, de quererse, de buscar sanidad mental.

Como un dato para finalizar, de todos mis pasajeros que pasan unos días en Viña del Mar, hay un gran porcentaje que ya viene robado. ¿¿Donde??, justamente en Viña del Mar, en sus playas, en sus bares, en sus pubs.

Por favor!!! No se vaya a decir que Viña del Mar es un lugar peligroso. No lo es y tampoco lo es Valparaíso.

Leo Silva
_____________________________________________________

10 comentarios:

  1. Comentario recibido por mail:

    Distinguido Colega

    No tengo mas palabras que FELICITARTE por todo aquel trabajo que has realizado y que realizaras en pro del bien comun de nuestro patrimonio del lugar que nos vio nacer y quizas nos vera morir..... Esta joya del Pacifico. Valparaiso.

    Muy lindo todo tu esfuerzo y dedicacion. Muy bueno tu Blog !!!
    Lindas Fotos de Picassa.


    My Very Best Regards
    Mes plus sincères salutations
    Mis Mas Sinceros Saludos

    Hector Medina
    Very Personal & Private Tour Service

    ResponderEliminar
  2. Amigo mio;
    Un placer de recrear una vez mas las andanzas porteñas.
    Muy bueno el 'paranoia' y totalmente acertado.
    Como si en esta epoca turbulenta el miedo fuera el sello distintivo, el cual vela nuestros sentidos y razon.
    Con agrado veo como al menos uno, se alza por sobre su nefasta influencia.
    Bravo !!!
    Magister Ludi
    Montreal.

    ResponderEliminar
  3. Leo: claro y asertivo en las observaciones acerca de la paranoia, pero lamentablemente es un problema mundial. Parece que nos gusta tener prejuicios y temer. Lejos de Valparaiso ya no escucho hablar de los peligros de sus calles (nunca me paso nada, ni de dia ni de noche). Pero ahora eschucho teme y arranca de los africanos, arabes, rumenos, rusos, etc. en fin, una lista infinita.
    Silvana

    ResponderEliminar
  4. Feña: Agradecido por el comentario.

    Abrazos para Montreal.

    Silvana: Es un agrado leer tus comentarios.

    Sobre este punto en particular, solo una reflexión...

    ... quizás no debamos temer tanto.

    Mis abrazos para Italia

    ResponderEliminar
  5. Simplemente maravilloso, es lo que siento por mi valpo, lo que lloro, lo que amo de él, nací y crecí en este hermoso y viejo puerto, y actualmente trabajo en la casa museo La Sebastiana desde donde puedo contemplar toda su magnitud, mientras me aferro a su brisa, para perderme en su viento y morir en su mar. GRACIAS LEITO POR TU SITO, gracias por tu profundidad para con nuestro puerto amado.
    cariños
    Gissela Gómez Lewin.

    ResponderEliminar
  6. qu ebuena la del chofer! buenísima!!!!!!!!!!, me reí mucho!!jajajajajaja
    Bea Egaña

    ResponderEliminar
  7. Me encanta tu actitud y afán de mostrar el puerto de verdad y lo no turístico. Un gran aporte.
    Gracias!

    ResponderEliminar
  8. Leo estoy yendo por segunda vez alla , fui una sola vez de dia y me enamore de Valparaiso.ahora quiero quedarme a pasar la noche, que lugar recomiendas? el brighton=? Gracias , saludos, Gustavo, Buenos Aires

    ResponderEliminar
  9. Leo...llevo años visitando valpo casi todos los veranos...tu sabes que mi alma curiosa no ha dejado lugares sin visitar.....puedo decirte que jamas me ha pasado nada...solo he recibido amistosas palabras de toda clase de personajes....como tu dices al recorrer valparaiso tu alma y sentimiento debe estar en consonancia con el puerto loco de valpo...saludos querido leo
    Eduviges Veccar

    ResponderEliminar
  10. En Septiembre voy a visitar Valparaíso, necesito algo de ayuda, si me das una mano te agradecería. jor.dragoo@gmail.com es mi mail, saludos!

    ResponderEliminar